Publicado el

Viral

A partir del mes de abril, el Ministerio de Salud Pública (MSP) comenzará la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), a unas 12 mil adolescentes. Si bien las inoculaciones –se administrarán tres dosis- no eliminan el virus, sí previenen hasta el 75% de las infecciones que causan el Cáncer de Cuello de Útero (CCU).

A nivel mundial se estima que el 70% de las personas sexualmente activas están o estuvieron infectadas con alguno de los más de cien tipos de virus –unos 30 pueden derivar en CCU-, y el 90% depura el virus en uno o dos años. Aquellos países que han estudiado la prevalencia del VPH, estiman que el 3% de su población es portadora. Extrapolando dichos datos a nuestro país, unas 10.500 personas serían portadoras de la infección, que afecta por igual a mujeres y hombres, aunque en éstos los síntomas son menos pronunciados.

Fernanda Nozar, profesora adjunta en la clínica ginecotológica del Centro Hospitalario Pereira Rossell (CHPR), explicó que nuestro país presenta todas las características para eliminar el virus. De todas formas, y de cara a la llegada de las vacunas, Nozar señala algunos puntos sobre los que se debería trabajar para su prevención y tratamiento. Uno de ellos tiene que ver con la inequitativa presencia del virus, de mayor prevalencia entre la población de menos recursos económicos. La especialista asegura que prácticamente no se registran casos en las mutualistas y seguros de salud privados. “Sin embargo en el CHPR no damos abasto”, sostiene. La profesora explica que al hospital público llegan mujeres con el virus en estado avanzado, a causa de la falta de controles. Provienen en su mayoría de zonas periféricas urbanas y zonas rurales.

Otro de los problemas detectados por la especialista tiene que ver con cómo los profesionales comunican la información a sus pacientes. Por este motivo, y en la misma línea que los países nórdicos, las adolescentes que comenzarán a ser inoculadas en abril deberán firmar un consentimiento para asegurar que han comprendido todo lo relativo a la prevención de la vacuna. La firma apunta además a que las adolescentes se involucren a futuro en su salud sexual, exhortándolas a que se realicen los controles estipulados.

A su vez, el MSP prepara para el mes de abril una campaña informativa en los medios masivos de comunicación, y aspira a incluir el tema en los currículos escolar y liceal.